Estenosis laringotraqueales

La etiología y localización de las estenosis benignas de la vía aérea han variado en las últimas décadas. Durante muchos años, la intubación prolongada, con manguitos de alta presión y las traqueotomías incorrectas, han sido la principal causa de las estenosis traqueales. Diversos trabajos describen otras nuevas etiologías (idiopáticas) y sobre todo la mayor frecuencia de la afectación laríngea.

También han cambiado las indicaciones terapéuticas, con la introducción del láser, asociado o no a la dilatación con broncoscopio rígido y a las prótesis metálicas expandibles y las de silicona. Su empleo como tratamiento preoperatorio para mejorar las condiciones locales y generales del paciente y en pacientes inoperables puede tener su indicación; sin embargo, está en controversia como tratamiento curativo, sobre todo en la afectación laringotraqueal

Dentro de las técnicas quirúrgicas, las plastias de ensanchamiento usadas y defendidas fundamentalmente por los otorrinolaringólogos (ORL) en general tienen peores resultados que las resecciones, con o sin laringoplastia, preconizados por los cirujanos torácicos y algunos ORL como una alternativa superior a la laringoplastia sin resección.

Cada vez se ven más casos con afectación subglótica alta, cricoiditis, lesiones glóticas con fijación o destrucción de cuerdas como consecuencia de fallos de intervenciones previas, que precisan operaciones de resección asociadas a laringoplastia.

Entre 1976 y 2012 hemos intervenido 220 estenosis con afectación laringo-traqueal dentro de una serie de 367 estenosis de la vía aérea. Esta dilatada experiencia se ha reunido en casi cuatro décadas a través de nuestra actuación en diversos hospitales. La mayoría de los pacientes fueron intervenidos en los Hospitales Universitarios La Fe (1973-94) y Clínico de Valencia (1994-2010). En la última década se han añadido un pequeño número del Hospital Clínico Universitario de Barcelona, Hospital Universitario Casa de Salud de Valencia, Hospital Central de Maputo (Mozambique) y Hospital Universitario Laval de Quebec donde uno de nosotros ha intervenido como profesor visitante.

 

Procedencia de los pacientes
  tabla01

Evolución de la afectación laringotraquealtabla02

Incidencia de las estenosis laringotraqueales respecto a las traquealestabla03

Nuestra serie tiene unas especiales características en función de ser referentes en tratamiento en cirugía de la vía aérea. Los pacientes que nos remitieron para operar no habían recibido tratamiento previo solo 67 (30,45%), mientras que 153 (69,55%) habían sido tratados con métodos conservadores, la mayoría con intención curativa en los hospitales de procedencia (77,2%) y en menor número (22,8%) como preparación para la intervención quirúrgica en nuestro centro.

En conjunto 105 pacientes recibieron preoperatoriamente láser/coagulación, 67 fueron traqueotomizados, 32 llevaron prótesis de Dumon o Montgómery y dos recibieron secuencialmente las dos prótesis.

Independientemente de los tratamientos conservadores, 37 enfermos (16,8%) habían sufrido una o múltiples intervenciones a lo largo de varios años, lo que condicionó que las lesiones laríngeas fueran muy graves y cada vez más altas a nivel laríngeo. De hecho, 76 pacientes (34,5%) tenían afectación glótica en forma de parálisis de cuerdas vocales, cuerdas fijas por anquilosis de la articulación cricoaritenoidea, destrucción de la glotis y cierre total de la misma en forma de cicatriz.